Boca obtuvo la Superliga Argentina en la última fecha del certamen y tras ir varias fechas en la segunda posición, por debajo de River. Con respecto a la consagración del certamen local, Mauro Zárate, delantero del Xeneize, declaró: “Fue lindo arrebatarle el torneo a River en la última fecha, pero más lindo es ver a la Bombonera llena festejando un título”, indicó en una entrevista con TyC Sports.

“No vale la pena aclarar boludeces. Siempre se va a tratar de armar quilombo en Boca. El año pasado era con Carlitos que no jugaba, que tenía mala cara y no sé cuántas boludeces más. Ahora, conmigo. Estamos acostumbrados. En Venezuela iba a ser titular y volver de mi lesión, pero tuve esa molestia y  10 días después terminé lesionándome por querer estar. Fue un comienzo para el olvido, nunca tengo lesiones y sufrí tres seguidas”, puntualizó el delantero sobre los rumores de una posible pelea con Miguel Ángel Russo, entrenador de Boca.

Zárate llegó a Boca en julio de 2018 y tiene contrato hasta el 30 de junio de 2021. Consultado por los meses que lleva vistiendo la camiseta del Xeneize, relató: “Muy buenos. Es algo hermoso jugar en este club. Hubo momentos muy lindos y otros en los que hubo que poner el pecho. Se lograron dos títulos y hay que seguir por este camino”, indicó. Y habló sobre su futuro: “Me encantaría seguir en el club, pero no depende sólo de mí. Ojalá pueda seguir jugando con esta camiseta, veremos que pasa en junio”, señaló.

Por último, habló sobre su relación con Juan Román Riquelme, actual vicepresidente segundo de Boca: “Hablé varias veces. Tengo un poco de bronca porque no pude devolverle la confianza que tiene en mí en la cancha. Espero poder hacerlo cuando se vuelva a jugar”, finalizó.