Finalmente, Mauro Zárate arregló su continuidad en Boca. El delantero llegó a un acuerdo con la dirigencia y firmará la extensión de su contrato por un año con opción para prolongarlo por seis meses más, aunque no tendrá cláusula de salida adelantada para diciembre 2020.

Las negociaciones con Zárate datan desde finales de mayo y no fue para nada fácil llegar a un acuerdo entre las partes. De hecho, el jugador estuvo cerca de continuar su carrera en el extranjero.

Con el acuerdo con Tevez y Zárate, Boca pudo resolver la continuidad de dos de los tres delanteros a los que se le vencía el contrato a mitad de año. Sólo resta definir que será del futuro de Franco Soldano, quien estaba a préstamo del Olympiacos y se le venció el contrato el 30 de junio.