La Cidade Maravilhosa, como es conocida mundialmente Río de Janeiro, fue testigo del cierre de los JJOO tras 16 días donde el mundo centró sus ojos en Sudamérica por primera vez en la historia de la mayor cita del deporte.

En un Maracaná donde la lluvia no paró de caer, el show recorrió diferentes segmentos en los cuales se homenajeó a los primeros habitantes de estas tierras brasileñas, además de la presencia de la diversidad y belleza de la flora y la fauna de Brasil. Por caso, también se rindió tributo a los grandes artistas de la música local, donde la samba se hizo presente por supuesto.

Además un grupo de 27 niños representó a los 26 estados del país y a la capital, antes del ingreso de las delegaciones que contó con Paula Pareto portando la bandera nacional, dándose el lujo de cerrar la competencia tras su oro olímpico conseguido el primer día de Río 2016.

La ceremonia sirvió también para la presentación del canal olímpico, una señal televisiva que impulsará los valores del movimiento olímpico, al tiempo que se realizó la entrega de medallas para el maratón masculino, la prueba máxima de los JJOO por historia y trascendencia.

Tras los discursos de Carlos Arthur Nuzman, presidente del comité organizador, y Thomas Bach, presidente del COI, apareció en escena la bandera de Japón y con ella la presentación oficial de Tokio 2020, que deslumbrará seguramente y que hizo saltar de su butaca al público brasileño con un cierre que incluyó animaciones digitalizadas de personajes como Super Mario, Hello Kitty, Pac-Man y los Super Campeones.

Por último, en cuanto al medallero de la competencia, Estados Unidos se ubicó por delante con un saldo de 121 preseas, 46 de ellas de oro, 37 plateadas y 38 de bronce. Gran Bretaña cerró una gran competencia y se ubicó segundo al cosechar una dorada más que una China que completó el podio con 70 galardones. Argentina culminó en 27mo lugar, con los tres oros conquistados por Paula Pareto (judo), Santiago Lange-Cecilia Carranza (yachting) y Los Leones (hockey sobre césped) y la medalla plateada de Juan Martín Del Potro en tenis individual. Esta colocación fue la mejor obtenida por nuestros deportistas desde Roma 1960.

Con color, luces, emoción, y una persistente lluvia de fondo, Río 2016 dijo adiós con postales que serán imborrables para el mundo. En una tradición que se repite cada cuatro años por el lapso de unas dos semanas que ojalá duraran toda la vida. Por suerte el cronómetro hacia Tokio 2020 entró en la cuenta regresiva.

Más imágenes del cierre de los Juegos:

Rio Rio1 Rio2

Los atletas argentinos presentes en la ceremonia:

Atletas

La Peque portando la bandera argentina:

Pareto

El cierre del espectáculo: