Luego de dos temporadas en Defensa y Justicia, Lisandro Martínez fue vendido al Ajax de Holanda, y además en 2019 tuvo su primera convocatoria a la Selección Argentina. A raíz de sus actuaciones, el jugador de 22 años, se ilusiona con estar convocado por Lionel Scaloni, entrenador de la Albiceleste, para disputar las diferentes competiciones.

“Yo apunto a ir a la Copa América, estar en los partidos de eliminatorias y estar en los Juegos Olímpicos también. No tuve contacto con el cuerpo técnico pero nos remarcaron cuando estuve que hay que ponerse la camiseta y no sacársela más, sin dudas, hay que aprovechar las oportunidades”, puntualizó Martínez en diálogo con el diario deportivo As.

Sobre su debut en el seleccionado argentino, contó: “Cuando me llamaron para el partido con Venezuela fue una felicidad inmensa, estaba muy emocionado. Nos presentamos, estuvimos con el mejor jugador del mundo, con grandes figuras. Pese a la derrota lo bueno fue haber estado ahí. Creo que no hice un mal partido, nada más jugué un tiempo. Fue una enseñanza, una experiencia, para estar más fortalecido para el futuro, hay que trabajar más, como estoy ahora. He jugado muchos partidos a gran nivel en el Ajax, que es lo que requiere la selección. Lo tomo más que nada como una experiencia”, indicó.

Además, fue consultado por su doble funcionalidad dentro del campo de juego: “Yo había jugado muy poco de volante. Una o dos veces como profesional. En un entrenamiento me dijo que vaya al medio y así fue. Yo recibí bien la noticia, estoy predispuesto a ayudar al equipo siempre. Soy un jugador que observa muchos las posiciones y la conocía esa, miro mucho fútbol, uno se da cuenta de muchas cosas. A eso le sumas lo que te pide el técnico, mirando vídeos y aprendiendo, hay que estar informado siempre. Soy un jugador que si la situación lo pide puedo jugar de central o de volante. Son dos posiciones que me gustan, no tengo problema”, manifestó.

Por último, habló de la decisión de los dirigentes del fútbol de Holanda, que debido a la pandemia, tomaron la decisión de dar por finalizada la Eredivisie sin campeón, descensos ni ascensos. “Nosotros estábamos primeros, cuando estábamos con la situación al principio, estaba todo muy difícil. Si yo hubiera decidido en ese momento, hubiera decidido igual. Creo que estuvo bien la decisión que tomaron”, opinó.