En Riad, Arabia Saudita, la selección argentina venció 1-0 a Brasil, con gol de Lionel Messi en el primer tiempo.

Luego de un inicio con zozobra defensiva, que incluyó un penal errado por Gabriel Jesús, inmediatamente Alex Sandro le cometió falta a Messi dentro del área. Penal que la Pulga cambió por gol al tomar el rebote luego de que Alisson la atajara el remate.

Después del cuarto de hora el encuentro comenzó a bajar en intensidad, la pierna fuerte se hizo presente y recién en el cierre de la etapa inicial, luego de una larga corrida de Messi que terminó con la pelota en las manos de Alisson, llegó la otra jugada de peligro.

En el complemento, el conjunto de Scaloni tuvo chances para liquidar el pelito pero falló en los metros finales y Alisson estuvo muy atento con un par de buenas atajadas, mientras que la Verdeamarela mostró muy poco del nivel que le hizo obtener la Copa América recientemente.

Luego de que moviera el banco el DT argentino, la Selección aguantó los últimos ataques de Brasil y se quedó con el clásico. El lunes, en Israel y ante Uruguay, buscará cerrar el año con una sonrisa.