Por: Damián Ramírez (Moscú, Rusia)
La Selección Argentina tuvo un día movido en Bronnitsy, la localidad rusa en la que se encuentra la concentración del conjunto nacional durante su estadía en la Copa del Mundo. Además del entrenamiento matutino, donde el DT Jorge Sampaoli parece haber alineado el once que debutará ante Islandia, el plantel recibió la visita de la FIFA.

Primero, para realizarle un control antidoping sorpresa a la delegación Argentina. Luego, para hacer las fotos y videos oficiales del Mundial. Y, finalmente, aprovecharon la predisposición del grupo para dar una charla sobre la utilización del VAR en el torneo que arranca este jueves.

Fueron unos asistentes colombianos quienes se presentaron ante los futbolistas y les dieron recomendaciones y advertencias, y se ofrecieron a responder inquietudes. Entre algunas explicaciones, la que más podría perturbar el accionar de los jugadores: está prohibido pedirle al árbitro la revisión de una situación.

A su vez, les indicaron a los presentes que la FIFA resolvió adoptar una modalidad similar a la del rugby, y las jugadas que analicen los colegiados serán transmitidas por las pantallas de los estadios. La organización busca ser transparente ante el siempre controversial uso de la tecnología.