La Selección Argentina, que había decidido cortar el diálogo con la prensa a fines de 2016, rompió la veda y Messi y Mascherano fueron los primeros en hablar, tras conseguir la clasificación a Rusia 2018 al ganarle a Ecuador por 3 a 1.

Sobre el silencio que mantuvo el equipo durante casi un año, el Jefecito explicó: “Hubo muchísimas cosas en estos tres años que pasaron desde el Mundial en las que sin querer nos terminamos sintiendo afectados, cambios de entrenadores, cambios de conducción en la AFA. Pero bueno, siempre tratamos de dar la cara y dar lo mejor de nosotros y está claro que pretendemos que esto sea un punto de partida diferente a futuro, no para nosotros, menos para mi que me queda poco, o muy poco”.

Además sostuvo que intentará llegar a Rusia, pero eso no es en lo único que hay que pensar: “Sería egoísta de nuestra parte no pensar más allá, porque nosotros vamos a Rusia. Argentina tiene que cambiar por los que vienen porque sino así es imposible, si sigue de esta manera se va a hacer imposible para las próximas generaciones”.

Los días previos al partido fueron muy difíciles para el equipo, y el desahogo de hoy se vio reflejado en las lágrimas de varios de los jugadores. “Hubo tristeza, tensión, de todo. Nos hicimos puertas hacia adentro y tratamos de sacar las cosas positivas que iba dando el equipo, nos hubiese gustado llegar de otra manera y no con la soga al cuello”, explicó Mascherano. Que además se rindió ante la habilidad del capitán argentino: “Leo ha demostrado una vez más que es el dueño del juego. No hay contexto para él. Ojalá lo podamos ayudar en Rusia”.

Y para lo que viene, con el lugar en el Mundial ya asegurado, sintetizó: “Ahora hay que barajar y dar de nuevo, analizar todo lo que se ha hecho. Hemos llegado a un punto límite. Esta nueva conducción, la gente que ha entrado en AFA, quiere lo mejor para nosotros. Trataremos de seguir, con la experiencia que nos ha dado estar tantos años en la Selección”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here