Luego de la victoria categórica ante Guatemala, el seleccionado argentino tuvo un buen primer tiempo, pero no pudo con Colombia e igualó sin goles.

En el primer tiempo, Argentina salió a presionar bien arriba. Con Rodrigo Battaglia como eje central marcando los tiempos, con Giovani Lo Celso y Exequiel Palacios como socios en la generación de juego y con algún desequilibrio individual de Gonzalo Martínez. El conjunto Albiceleste fue generando situaciones de peligro contra el arco de David Ospina. Algunos remates de media distancia  y un mano a mano de Mauro Icardi que fue desviado al córner por el arquero colombiano.

Por su parte, el elenco Cafetero no se quedó atrás y propuso lo suyo. Con Juan Cuadrado por izquierda y Juan Quintero por derecha trataron de generar fútbol, con laterales lanzados al ataque y con los Muriel y Falcao García al acecho. Los dirigidos por Arturo Reyes Montero tuvieron su chance, tras un mal saque de Armani, Cuadrado recuperó en mitad de cancha, Falcao García remató y el propio arquero remendó su error desviando la pelota al tiro de esquina.

En la segunda mitad se repartieron un poco más la tenencia de la pelota, y cada uno con sus herramientas, intentó acercarse al arco rival. En Argentina entraron Paredes, Cervi, Dybala y Pavón pero no fueron determinantes para quebrar el cero. Colombia siguió marcando el equilibrio en mitad de cancha con Wilmar Barrios y con destellos de sus volantes creativos tuvo dos chances inmejorables. En el inicio del complemento, Quintero puso un pase largo muy preciso para Bacca, que remató y Armani desvió para el costado. Un poco más tarde, el propio delantero se volvió a encontrar con el arquero argentino y en esta oportunidad, Armani lo arrinconó para achicarle el ángulo de remate.

Fue 0-0 en un partido que a la Argentina le sirvió para que los nuevos jugadores que integran el seleccionado se vayan conociendo futbolisticamente. Además, se observaron pases cortos, sociedades y un dinamismo que invita a la ilusión.