La Selección Argentina arribó esta noche a Río de Janiero, donde el viernes se enfrentará a Venezuela por los cuartos de final de la Copa América.

La delegación llegó cerca de las 22 horas y se presume que desde mañana comenzará a entrenar en el predio que posee Fluminense.

Fueron recibidos por un puñado de hinchas brasileños, quienes expresaron un alocado fanatismo por Lionel Messi, en la puerta del hotel Hilton Barra, donde se quedará hasta el sábado. Durante la semana está pronosticado un clima de mucho calor con mínimas de 20 grados y máximas de 30, por lo que también se hará sentir en el Maracaná.