Luego de una larga carrera en el fútbol europeo (desde 2004 hasta la actualidad), Wilfredo Caballero fue convocado por Jorge Sampaoli para disputar el Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, el arquero solamente disputó dos de los cuatro partidos que jugó la Albiceleste en el certamen, debido a una equivocación que cometió en la derrota ante Croacia por 3 a 0.

Luego del partido, Sampaoli tomó la decisión de poner a Franco Armani para los dos encuentros restantes. “Después de esa situación no necesité una ayuda especial, pero sí tuve que esforzarme y trabajar mucho más para que no me estuvieran esperando para criticarme cuando cometiera otro error. No quería que se sigan burlando de mí”, expresó Caballero en diálogo con el sitio 90min.

“Siempre es bueno mirarla y analizarla. Aun así, esos errores no tienen vuelta atrás. Es inevitable no volver a verla porque la pasan a cada rato en la televisión o en Instagram y la verdad es que me jode bastante”, analizó el arquero. Además, se refirió al ingreso de Armani al arco: “Entiendo al entrenador porque soy jugador y también soy persona. Obviamente que me hubiese gustado redimirme y tener esa revancha pero hay que entender algunas situaciones. Lo más importante es apoyar a quien le toca jugar. Siempre tuve una relación jugador-técnico con Sampaoli y tuve la chance de hablar con él después del partido contra Croacia”, puntualizó.

Por último, fue consultado por la posibilidad de retornar al fútbol argentino: “No descarto la chance de volver, pero toda mi carrera se desarrolló prácticamente en Europa, después de debutar en Boca. Si bien jugué en Arsenal y me sentí muy bien, desde que empecé a tener esta continuidad de jugar y jugar siempre fui tranquilo y precavido, analizando año a año. Mi deseo es seguir en Europa”, comentó Willy.