Un domingo 8 de julio de 1990, en la capital italiana, se disputaba la XIV final de una Copa del Mundo. La Selección Argentina, de la mano de Diego Maradona, llegaba tras vencer en semifinales y por penales al anfitrión. Por otro lado, Alemania Federal había eliminado a Inglaterra en las mismas condiciones. Se volvían a ver las caras los dos finalistas de 1986, pero esta vez la historia sería diferente.

El claro protagonista del encuentro fue el árbitro, quien a cinco minutos del final cobró un penal a favor de los europeos. Una supuesta falta de Roberto Sensini a Rudy Voller pondría en jaque el partido, cuando parecía que ya se terminaba y se definiría en la prórroga.

De ahí en más, todo fue desilusión para el equipo de Carlos Bilardo. Se confiaba en el poder de Sergio Goycochea, experto en la materia. Pero Andreas Brehme agarró la pelota con decisión y pateo con su pierna mala. El arquero consiguió adivinar la trayectoria, pero no llegó a frenar el balón y Alemania pudo gritar campeón tras dos subcampeonatos.

A pesar de haber pasado 28 años, los argentinos siempre recordarán la determinación del uruguayo por nacimiento pero nacionalizado mexicano, una discutible infracción que derrumbó el sueño de Maradona de poder consagrarse campeón dos veces consecutivas.

Así formaron los equipos aquella tarde:

Argentina: 12. Sergio Goycochea 13. Néstor Lorenzo 17. Roberto Sensini 18. José Serrizuela 19. Oscar Ruggeri 20. Juan Simón 4. José Basualdo 7. Jorge Burruchaga 10. Diego Maradona (C) 21. Pedro Troglio 9. Gustavo Dezotti.

Alemania Federal: 1. Bodo Illgner 3. Andreas Brehme 4. Juergen Kohler 5. Klaus Augenthaler 6. Guido Buchwald 14. Thomas Berthold 7. Pierre Littbarski 8. Thomas Haessler 10. Lothar Matthaeus (C) 9. Rudi Voeller 18. Juergen Klinsmann

Por Camila Pons.