Luego de la derrota sin atenuantes en La Paz, Edgardo Bauza enfrentó los micrófonos y dejó sus sensaciones después de la caída argentina que pone al seleccionado nacional en zona de repechaje. Más allá del 0-2, los cuestionamientos hacía el Patón son cada vez mayores y el DT sacó pecho de su situación.

“A mí no me tuerce nadie, ni nada de lo que dicen. Estoy firme con los jugadores y las veces que hablé con los dirigentes sentí mucho respaldo”, expresó luego del partido. Y agregó: “Ya hay que pensar en lo que viene. Estamos vivos y con muchos deseos de clasificar al Mundial”.

Sobre el partido en si, mencionó que “Bolivia nos manejó la pelota en el primer tiempo y en el segundo intentamos sacarle protagonismo”.

Para cerrar se refirió a la ausencia de Messi, suspendido por cuatro partidos tras insultar al juez de línea ante Chile. “Cuando empezó a circular el rumor, la preocupación tomó más volumen. Nos pareció raro que se resolviera todo tan rápido y no tuviéramos tiempo para hacer un descargo. No tuvimos ni tiempo para trabajar con Correa”.