En los próximos días, Argentina tendrá una nueva fecha FIFA donde enfrentará a Italia y España en el Viejo Continente. En estos nuevos amistosos, uno de los jugadores que vuelve a ser citado es Gonzalo Higuaín, quien brindó una entrevista en TyC Sports y analizó tanto su regreso a la Selección como el Mundial que se jugará en los próximos meses.

El delantero sumará nuevamente minutos con el seleccionado y el propio jugador demostró su felicidad por su regreso: “Es verdad que hablé con Sampaoli, y bueno, en ese momento no era quizá lo mejor y se decidió de esa manera. Ahora estoy mucho mejor, siempre trato de ayudar a la Selección y estoy muy feliz estar de nuevo”.

“Mi idea es disfrutar, pero también hacer disfrutar. Es lo más lindo del fútbol. Pero lo malo de este deporte que metiste goles en siete partidos y al octavo no la metes y no sirves más. Yo ya estoy acostumbrado. Los que no me quieren, me van a tener que seguir aguantando. Voy a seguir en el fútbol”, agregó el Pipita.

El actual jugador de Juventus fue uno de los más apuntados luego de las tres finales perdidas. Sobre ello, manifestó que “en la selección sufrí demasiado”. Además, opinó sobre las críticas que recibió: “Hay gente que te critica de buena fe y gente que te critica de mala fe. Escucho las críticas, porque siempre de los mejores se va a esperar más. Gracias a mi familia tengo una cabeza fuerte”.

Justamente, la familia fue otro de los temas que habló Higuaín y confesó que tuvo la idea de abandonar el fútbol por una situación que vivió su madre: “No me gusta hablar de mi vida privada y mi familia. No creo que a muchos les interese si mi mamá está mal. La pasé mal, pero mi vieja salió adelante. Estuve a punto de parar de jugar cuando me enteré eso de ella, cuando le pasó eso. Y yo sabía que a ella le hacía feliz que jugara al fútbol. Yo quería estar con ella, pero me pidió por favor que siga, a ella verme jugar la hace feliz”.

Por último, habló sobre el próximo Mundial y las exigencias en el seleccionado: “La vara alta claramente la pusimos nosotros. Si llegábamos a cuartos de final del Mundial la vara alta iba a ser jugar las semifinales, ahora la vara alta es ganar. Nadie me va a hacer dudar de lo que soy como jugador. Obviamente hubiésemos estado mucho mejor considerados si hubiésemos ganado. Tanto los hinchas como ustedes piden ganar el Mundial, hace 30 y 40 años hubieran pedido pasar a cuartos”.