Después del empate 3-3 ante Italia, con dos goles convertidos en el minuto final, y la categórica goleada 10-2 propinada a Bosnia-Herzegovina, el equipo dirigido por Matías Lucuix sólo debía esperar que sus rivales se enfrentaran entre sí.

Los locales vencieron al conjunto balcánico por 3-2, por lo que la abultada diferencia de gol le permitió festejar a la Argentina. De esta manera, los vigentes campeones del mundo se quedaron con el triangular amistoso disputado en la ciudad de Pescara.

Pero el calendario de competencia en este 2019 continúa. Argentina jugará un triangular en Los Ángeles ante Estados Unidos y Brasil, como previa a la Copa América de Chile. También se sumó un cuadrangular en Arabia Saudita frente al local, Italia y Paraguay.

El combinado albiceleste continúa con la mente puesta en todos los compromisos que tendrá este año, aunque no pierde de vista el gran objetivo: clasificar al Mundial de Lituania 2020, donde defenderá el título obtenido en Colombia 2016.