Desde que empezó el aislamiento en Argentina y Colombia, la entidad aplazó definitoriamente el certamen hasta nuevo aviso. El escenario sanitario es manifiesto y eso percató a los directivos a prologar el encuentro entre las doce naciones.

Del 11 de junio al 10 de julio, los países organizadores llevarán a cabo la competencia que, en estos momentos, analiza la oportunidad de verificar el grado de contagio que afectaría a una pequeña porción de personas en las gradas.

Al modo del estilo europeo, o la Liga MX de México, el Director de Desarrollo de Conmebol, Gonzalo Belloso, dio indicios de la ocupación de los aficionados en los partidos de la cita.

De no existir aún la vacuna, explicó en dialogo con Olé: “La Copa América se va a hacer, y la proyección es hacerla a full. También la proyectamos con la posibilidad de que sea con un 30 o 40% de capacidad en las canchas, como se está usando en otros lugares que se está compitiendo”.