Lucas Alario ingresó a los 17 minutos del segundo tiempo en el empate por 2-2 ante Alemania y marcó el primer gol de la Selección Argentina cuatro minutos después de haber ingresado. El delantero de Bayer Leverkusen habló sobre su oportunidad en el equipo nacional y expresó su felicidad por haber marcado.

“Me toco entrar en el segundo tiempo y tratar de hacer lo mejor. Cada vez que nos toca entrar hay que dejar la vida por la camiseta para seguir con la posibilidad de estar”, expresó el delantero luego del partido.

Luego agregó: “Cada minuto dentro del campo, sea uno o diez trato de demostrar que uno tiene ganas de estar. Uno tiene que ponérsela difícil al entrenador con las ganas y la actitud”, remarcó el exdelantero de River y Colón.

Por último analizó el partido ante Alemania: “El gol a ellos los calmo un poco, ya no atacaron como en el primer tiempo. Nosotros creo que llegamos con mucha gente en el área y tuvimos oportunidades pudimos convertir más de uno”, sentenció.