Dueño de un presente muy bueno en Inter por aquel agosto de 2017, Mauro Icardi fue titular en los primeros partidos de Jorge Sampaoli como técnico de la Selección, ante Uruguay y Venezuela. Luego, no quedó rastro suyo en la convocatoria y lo que ayer parecía número puesto para jugar el Mundial, hoy ya no lo es. De todas formas, el delantero argentino no guarda rencor y se aferra a una mínima chance.

“Si no es ahora, será luego. No vivo presionado ni enloquecido. La verdad es que no hice notas porque soy de los que prefieren esperar, de los que piensan que las cosas llegan o no en base a los goles”, dijo en una entrevista con Olé.

Y agregó. “Hice lo que me pidió el cuerpo técnico. Y la verdad, estoy muy feliz por haber sido parte de la clasificación al Mundial… no me quedé con una sensación extraña por no haber convertido. Pienso que solo me faltó más tiempo. Creo que es una decisión técnica donde seguramente irán, como digo siempre, los que tengan su mejor presente”.

También se refirió a sus competidores en el puesto. “Está bien que Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero sean los centrodelanteros, son los que mas antigüedad tienen. Yo estoy tranquilo en ese sentido. Desde afuera o desde adentro, estoy con el grupo”, cerró.