Juan Román Riquelme sorprendió a las Selecciones juveniles argentinas -sub 15 y sub 17- que, desde la llegada de Jorge Sampaoli a la mayor, son dirigidas por Diego Placente y Pablo Aimar respectivamente, en el predio de la Asociación del Fútbol Argentino en Ezeiza.

Ambos entrenadores compartieron cancha con el exjugador de Boca, en la época en la que las selecciones juveniles eran dirigidas por José Pekerman. Es por eso, que Riquelme pasó para conocer a la nueva camada de jugadores, dialogar con ellos, contarles de su experiencia con la camiseta argentina y los valores y compromiso que conlleva.

Aimar y Riquelme fueron campeones del Sudamericano Sub 20 de Chile, y junto con Placente festejaron en el Mundial de Malasia 1997.