La historia de amor entre Lorena y Verónica nació con el fútbol como eje. Y quizás sea la pelota la misma que las mantenga alejadas en uno de los momentos más trascendentes de su vida. Lorena Benítez juega al fútbol once en Boca y forma parte de la Selección Argentina que disputará el Mundial de Francia. Verónica Rivero, su pareja, es la titular de la comisión de Futsal Femenino de la AFA y está embarazada de siete meses y medio. “Hicimos todas las cuentas mal”, admiten en dialogo con Infobae.

Haciendo números, lo más probable es que los mellizos Renata Isabela y Austin Ezequiel lleguen a este mundo mientras la futbolista se encuentre disputando la Copa del Mundo al otro lado del Océano Atlántico. Lorena viajó a Australia para jugar la Copa de las Naciones junto al combinado albiceleste, pero pidió no asistir a la reciente gira por Estados Unidos para acompañar a Verónica en el último tramo del embarazo. Ahora, quien también brilla como una de las mejores jugadoras de Futsal con la camiseta de Kimberley, estaría muy cerca de ser citada por Carlos Borrello.

La diferencia de edad entre ambas no fue un impedimento para tomar la importante decisión de formar una familia. “Yo sentía que mi edad me corría, no quería hacerle perder el tiempo. Mi idea era formar una familia y no podía esperar cinco o seis años”, planteó Verónica. Y Lorena no lo dudó: “Yo soy más familiera, no soy de salir y siempre me gustaron los bebés. Tengo cinco hermanos más chiquitos y todos pasaron por mis brazos. Yo tenía 19 años cuando lo decidimos, pero me sentía mucho más grande, así que le dije que me encantaría”.

A comienzos de 2018 arrancaron con el tratamiento. Verónica llevaría adelante el embarazo, pero utilizarían los óvulos de Lorena. La aspiración trajo sus consecuencias, y comprometió la carrera de la futbolista que debió tomar algunos recaudos. La llegada de dos hijos en el horizonte cercano no modifican la cotidianidad de las chicas, que se levantan todas las madrugadas para trabajar en el Mercado Central. Mientras tanto, Francia 2019 asoma para completar un presente soñado: “Sería maravilloso poder ir, es el sueño mayor de toda futbolista”.