La primera de las cuatro sesiones de entrenamiento programadas en Palma por Lionel Scaloni, concentró a un numeroso público, entre el que destacaba una parte importante de los 4.000 argentinos empadronados en la isla.

En Son Bibiloni, claramente, la gran atracción fue la llegada de la estrella del Barcelona, quien esta tarde se sumó al resto de sus compañeros en la Ciudad Deportiva Antonio Asensio.

Aterrizó esta mañana y rápidamente partió hacia  el hotel Melià Palma Bay. Luego se ejercitó bajo las órdenes del entrenador en la carretera de Sóller, donde cientos de fanáticos esperaron por el plantel.