El defensor Marcos Rojó jugó después de siete meses de inactividad en lo que fue el triunfo de la reserva de Manchester UNited ante Athletic Club por 2-1.
El argentino había sufrido la rotura del ligamento anterior de la rodilla izquierda el último 20 de abril. Siete meses después, se recuperó y jugó 45 minutos por la Premier League International Cup.

“Al fin llego este día tan deseado, le quiero agradecer primero que nada a mi mujer y mis dos amores que siempre estuvieron al lado mío. A toda mi familia y a toda la gente del club @manchesterunited que se portaron más que bien conmigo desde el primer día y a todos mis amigos. Muchas gracias. Feliz de volver a sentir esto tan hermoso. A seguir trabajando”, publicó el exjugador de Estudiantes en su cuenta Instagram.

Se espera que el argentino vuelva a jugar un partido más con el equipo juvenil y esté listo para jugar ante el CSKA de Moscú por Champions el próximo 5 de diciembre.