La Selección Argentina Sub 17 vivió un Sudamericano brillante en Perú. El equipo de Pablo Aimar encontró una filosofía de juego y con ella alcanzó el merecido título. No obstante el cierre con goleada en contra frente a Ecuador disparó dudas del público local que así vio como su selección se quedaba sin Mundial por diferencia de gol.

En ese sentido se pronunció Matías Palacios, figura del equipo y autor del único grito argentino en el partido final del hexagonal: “Escuchamos todo lo que se dijo pero todo es mentira. Nosotros salimos a hacer nuestro juego pero no se pudo dar en el último partido. Gracias a Dios se dio todo y pudimos salir campeón”.

El jugador que actúa en San Lorenzo además destacó estar “contento por cumplir los dos objetivos que fuimos a buscar y traer la copa a casa”, con el plus de lograr el cuarto título continental en la divisional.

Además explicó las sensaciones tras haber disputado el peor juego del certamen con la ambigüedad de haber logrando la corona: “Primero fue una sensación rara, los primeros 15 o 20 minutos. Pero después en el vestuario había que festejar”, explicó.