Todo parece indicar que Lionel Messi no podrá participar del partido inaugural de la selección Argentina en la Copa América Centenario de Chile. El primer compromiso del conjunto que dirige Gerardo Martino es ante nadie menos que Chile, el verdugo del equipo nacional, que salió campeón el año pasado y el más difícil en el grupo D, que también conforman Panamá y Bolivia.

Es que también hay un partido importante para Messi fuera de las canchas. Él y su padre se ven envueltos en un juicio, acusados de tres presuntos fraudes a Hacienda. Con fecha pactada para el 31 de mayo, tres días antes de una potencial final de Champions League en Milán, la Audiencia de Barcelona cambió, según El Mundo, el día del dictamen inicial para el 7 de junio, un día después de que la Albiceleste debute en el certamen continental.

Con una duración de cuatro días, el 10 podría no estar presente en el juicio, aunque la Fiscalía lo citó y obliga a que concurra para dar su declaración. El Estado les reclama, además de una multa para Jorge, su padre, 22 meses y medio de cárcel por defraudar a Hacienda con 4.1 millones de euros entre el 2007 y 2009, fruto de del ocultamiento de contratos publicitarios en paraísos fiscales que evitó el pago de impuestos durante esos tres años.

Además, podés leer: Los Messi, comprometidos con los Panamá Papers

Aunque Messi depositó los cinco millones de euros para pagar a la Agencia Tributaria, la Fiscalía mantiene su juicio con el padre, al que lo quiere condenar a 18 meses de prisión por los tres delitos con la Hacienda.