La tragedia ocurrida en la ciudad de Orlando preocupó en todas partes del mundo y esa preocupación se pudo ver reflejada en la seguridad del conjunto de Gerardo Martino.

Este lunes, en Seattle, a casi 4000 kilómetros de distancia del lugar de la tragedia, los fanáticos no pudieron ver a sus ídolos por una disposición de los encargados de la protección de los jugadores.

En conferencia de prensa, el lateral izquierdo expresó: “Todavía no lo comentamos entre nosotros. Me enteré cuando me desperté porque me llamó mi mujer. Cuando pasa algo así, nos pega y un poco nos asusta, porque algunos muchachos han traído a sus familias”, finalizó.