Tras una segunda fase en gran nivel la Albiceleste se alzó con el título en Perú, hogar del certamen continental. Sin embargo los chicos de la sub 17 no tuvieron su mejor noche ante Ecuador, que se despachó con una goleada para meterse en la próxima copa del mundo.

“Nos vamos con un sabor medio raro. Son chicos y no han vivido muchas veces esto de estar cerquita de ser campeones”, expresó Pablo Aimar tras el partido final del campeonato que significó el cuarto título en la historia.

Analizando el partido el Payaso remarcó que en la parte final, donde llegaron todos los goles luego de ponerse en ventaja la Albiceleste, se vieron inconvenientes innegables: “Nos vimos superados y no tuvimos respuesta. No tuvieron respuesta los chicos, que son chicos también. Tienen 16, 17 años y no han vivido muchas veces esto de estar cerquita de ser campeones. Cometieron un par de errores, que nos pasaron en el primer partido. Argentina arrancó perdiendo con Uruguay 3-0 y eso fue un golpe también. Ahora terminan de la misma manera, aunque con el objetivo de clasificar para el Mundial cumplido”.

Asimismo consideró que anoche sus dirigidos “dejaron de hacer las cosas que los han hecho fuertes y perdieron toda la confianza que habían logrado hasta ahora” pero el balance final es más que positivo para el DT: “Primero, cuando vimos el sorteo, lo que veníamos a buscar era pasar de fase, porque estaba muy difícil. Había muchos equipos buenos en la zona que nos había tocado. Después lo que buscábamos era la clasificación y, cuando nos vimos clasificados en la tercera jornada, lo que buscábamos era el título”, cerró.