La eliminación argentina del Mundial de Rusia todavía no cicatriza y aun tiene varias cuestiones por resolver. La más clara es la continuidad de Jorge Sampaoli al mando del seleccionado nacional.

La realidad es que durante su año de mandato, el técnico no dio muestras de poder sostener un equipo (nunca repitió formación) y los repetidos cambios de esquema terminaron siendo mensajes que distrayeron a los jugadores, quienes tampoco lo respaldaron en la cancha en gran medida.

AFA firmó contrato con Sampaoli hasta el final del Mundial Qatar 2022 y despedirlo de manera unilateral le costaría cerca de 20 millones de dólares, un dinero que la casa madre del fútbol argentino no tiene, por lo que buscarán cerrar una salida de mutuo acuerdo. Esto contrasta con la idea del entrenador, que es tener una revancha y continuar, ya sin parte de su cuerpo de trabajo.

Al regreso en Buenos Aires comenzarán las charlas entre la cúpula de AFA y mismo Sampaoli y allí se sabrá si seguirá el proyecto (una palabra en desuso últimamente) o si deberá decir adiós.