El entrenamiento matutino de la Selección en Manchester se desarrolló con normalidad y como suele hacer Sampaoli, separó al plantel en grupos para realizar la actividad. Quienes participaron, hicieron un trabajo físico intenso, mezclados con algunos de movilidad y coordinación.

Pero ya por la tarde será lo realmente importante, a tal punto que puede ser que se definan los 11 para el partido ante Italia del viernes. Por eso, el DT hizo descansar a varios de los habituales titulares en el entrenamiento de la mañana y de esa manera estar frescos para la práctica de fútbol a desarrollarse en un rato.

Si el equipo funciona y convence al entrenador, prácticamente con seguridad y de no mediar nada raro, sería el que salga de arranque ante Italia. El mismo sería: Caballero; Bustos, Fazio o Mercado, Otamendi, Tagliafico; Lanzini, Biglia, Paredes o Banega; Di María; Messi e Higuaín, en un claro 4-4-2. Habrá que esperar un rato pero todo apunta a que habrá varias novedades y pruebas definitivas para aquellos que quieren ganarse un lugar en los 23 para Rusia.