El pasado sábado, Barcelona igualó 2-2 en su visita al Celta de Vigo y, con la victoria del Real Madrid, dejó de ser el puntero de la Liga de España. Luego de unos días, se difundió un video que encendió la polémica: Eder Sarabia, colaborador de Quique Setién, quiso transmitirle un mensaje a Lionel Messi durante el parate de hidratación, pero el capitán pareció ignorarlo.

En la previa del encuentro ante el Atlético Madrid, Setién brindó una conferencia de prensa y fue consultado por el episodio que protagonizaron su ayudante de campo y Messi. “Cuando no llegan las victorias a todo se saca punta. El circo está así montado. La relación con los jugadores es buena; no veo ningún problema importante”, aseguró el entrenador.

“Siempre hay controversias, como en la vida, y es normal que haya diferencias. Yo tampoco era un jugador fácil. Lo que tenemos que tratar es de convencer a todos de la idea común. Yo lo entiendo como algo natural. Hay una comunicación buena. No le doy ninguna importancia. No pasó nada, solo fue una indicación y ya está”, sostuvo Setién.

Por último, se refirió al encuentro ante el conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone: “Son partidos disputados, difíciles, con alternativas. Son un gran equipo, muy identificado con su manera de hacerlas cosas. Nos van a poner las cosas muy complicadas. El ganar es una cuestión tremendamente decisiva, porque todo puede pasar, pero cada vez se reducen los partidos y el margen es menor”, cerró.