La ciudad de Riad (Arabia Saudita) será la sede que albergará el clásico entre brasileros y argentinos este viernes desde las 14, en la primera tanda de la última fecha FIFA del año.

En el rol de árbitro fue designado el neozelandés Matthew Conger, colegiado que también impartió justicia en la victoria entre Nigeria e Islandia en el Mundial de Rusia, clave para el seleccionado en la clasificación a los octavos de final del certamen.

El oceánico estará acompañado por su compatriota James Rule y el tongano Tevita Makasini como jueces de línea, y por Khalid Altuvais, del país sede, como cuarto referí.