El equipo de San Lorenzo continúa en Porto Alegre, realizando la primera pretemporada a cargo del DT Jorge Almirón, quien a principios de semana había manifestado su preocupación por la demora en los refuerzos que le solicitó a la dirigencia. Es por eso que hoy se apersonaron el presidente y vice, Matías Lammens y Marcelo Tinelli, respectivamente, para dialogar con el entrenador y llevarle tranquilidad.

De esa conversación, luego ratificada en rueda de prensa, se desprendieron varias claves en las negociaciones que lleva a cabo el conjunto azulgrana. Según manifestó Lammens, tuvieron que descartar la llegada del peruano Miguel Traucco, hoy en Flamengo, porque el nuevo director técnico del equipo lo tendrá en cuenta y eso imposibilitó su salida. Pero, a su vez, remarcó que le presentaron variantes al DT: “Sánchez Miño interesa”, se despachó el presidente.

Además, remarcó que las negociaciones por Federico Mancuello, de Cruzeiro, “no están caídas”. San Lorenzo espera un guiño de la dirigencia brasileña para destrabar su pase.

Sin embargo, la declaración más contundente fue sobre el ofrecimiento que le hicieron a Atlético Nacional por Jeison Lucumí, delantero que fue dirigido por Almirón en su paso por el club colombiano: el Cuervo está dispuesto a desembolsar 3,5 millones de dólares por su ficha.

Lammens y Tinelli trabajarán para cerrar esos tres apellidos y conformar al entrenador, que espera formar un plantel competitivo para la Copa Libertadores 2019.