“Es el mejor refuerzo” manifestó Gustavo Alfaro cuando se cayó de manera de oficial el pase de Nahitan Nández al Cagliari italiano. Sin embargo, aún no pudo participar de una práctica con el resto de sus compañeros, ya que le traumatismo en el dedo gordo del pie izquierdo lo obliga a enfrentarse de manera diferenciada.

Mientras sus compañeros disfrutaban del día libre tras derrotar a Godoy Cruz en el estreno del Boca de Alfaro en condición de local, el volante uruguayo se hizo presente en el complejo Pedro Pompillo para continuar con su recuperación. Hoy entrenó de manera diferenciada, realizando piques cortos, cambios de pasos y repiqueteos, entre otros ejercicios bajo la atenta mirada del Profe.

Tanto el cuerpo técnico como el jugador apuntan a que el volante de la selección uruguaya sume minutos en el duelo del próximo domingo frente a Belgrano desde las 21.30 en Parque Alberdi.