Las desprolijidades en el retorno del fútbol argentino estuvieron a la orden del día: ruptura y contramarcha en los derechos de televisación, indecisión sobre el partido entre Unión y Arsenal, y por último la postergación de River-Banfield ante los problemas de localía del Millonario.

Sobre todo eso opinó Nicolás Russo, presidente de Lanús, en dialogó con TyC Sports, apuntando a la relación que existe entre la AFA y la recientemente creada Liga Profesional de Fútbol.

“Claudio Tapia y Marcelo Tinelli están trabajando mucho para lograr una mejora en los ingresos económicos por los derechos televisivos. Lo que no debe haber es un doble comando, Tapia es la máxima autoridad. Venimos de siete meses sin fútbol, con muchos problemas dentro de los clubes. Debemos tener un objetivo común y mirar a todos al futuro”, apuntó el máximo dirigente del Granate.

En referencia a la resolución sobre el conflicto en torno a los derechos de televisión del fútbol local Russo apuntó que “lo primero que tenemos que hacer entre todos, incluyendo Boca y River, es cerrar un nuevo contrato de televisión que a mi parecer debería ser el triple del actual”.

Respecto a las condiciones económica de la mayoría de los equipos en contrapunto, el presidente de Lanús trazó un paralelismo con lo que se vive en los grandes: “Si esto pasara como en Europa, ya estás jugando por el tercer o cuarto puesto. Con lo que Boca le paga a Salvio, nosotros cubrimos a todo el plantel”.

Para cerrar el dirigente apuntó a la situación de las categorías de ascenso, todavía paralizadas sin competencias y sin un futuro claro por caso en la Primera Nacional: “Yo no puedo opinar sobre el ascenso. Lo van a decidir en el comité ejecutivo entre las alternativas que se presenten”.