Tras derrotar a San Lorenzo, Racing y River, el conjunto de Guillermo Barros Schelotto se encuentra como único líder del campeonato y, a falta de una fecha para el receso, Daniel Angeleci y el CT ya evalúan qué puestos reforzar para darle al equipo otro salto de calidad de cara al único certamen que disputará en el primer semestre de 2017.

Y uno de ellos es el guardameta. “El que llegue sabe que viene para ser titular”, aseguran en el club de la Ribera, que luego de la ida de Agustín Orion no pudo encontrar en Sara, hoy lesionado y con al menos cuatro meses de recuperación, la seguridad que se necesita debajo de los tres palos. Y en medio de una danza de nombres, el principal candidato es el Patón Guzmán.

El ex Newells, hoy en Tigres de México y también suplente en la Selección Argentina, no tendría inconvenientes en regresar a sus 30 años al país. En estos días, el presidente xeneize se comunicará con el club mexicano para iniciar gestiones. Saben que no será facil por el monto que Tigres pedirá, pero desde Boca quieren hacer el esfuerzo.

Similar es el caso de Andújar. Por el arquero de Estudiantes ya hubo sondeos y en lo económico sería más accesible. El presidente pincha, Juan Sebastián Verón, le exige a Boca la compra y, además, uno o dos jugadores. En esto último, Leonardo Jara, que jugó seis años en el elenco plantense, podría ingresar en la negociación.

El tercero que también es una posibilidad es Monetti, actualmente titular en Lanús. El Mono, que ya fue sondeado en otros mercados de pases como posible reemplazante de Orion si éste era vendido, es el que menos chances tiene de llegar pero, en caso de no concretarse ninguno de los anteriores, sería del agrado de Guillermo para quedarse con el arco azul y oro.

Por último, el colombiano Davis Ospina, quien en los papeles ya era difícil, quedó descartado debido a que el Xeneize ya tiene completo el cupo de extranjeros y tanto Frank Fabra como Sebastián Pérez, Wilmar Barrios y Rodrigo Bentancur continuarán al menos seis meses más en el plantel.

Los otros nombres que sonaban en los pasillos de Boca y de los que también se desistió fueron lo de Marchesín y Romero. El primero, que había sido un explícito pedido de los mellizos incluso en el último mercado, firmó con el América de México y es muy difícil que pueda retornar a la Argentina. Chiquito, en cambio, es suplente en el Manchester United y Edgardo Bauza le exige tener continuidad para conservar su puesto en la Selección. Arribar a La Boca le es una buena oportunidad, sin embargo, la cifra que gana en Inglaterra es inigualable y sus chances de atajar en el Xeneize se desvanecen.

¿Quién se quedará con el arco de Boca?