La fecha final del Seis Naciones dejó varias emociones, en un fin de semana decisivo para los equipos pensando en el sorteo de la próxima Copa del Mundo. Por ello, más allá de los éxitos del Trébol, Les Bleus y el Cardo, el sábado dejó malas noticias para Los Pumas.

El seleccionado argentino de rugby esperaba por una mano de un Gales que se medía con Francia. Sin embargo, el Dragón tropezó en un final para el infarto, y el local se quedó con la victoria por 20-18 cuando el reloj marcaba 20 minutos de adición.

Un try decisivo de Camille Chat, más el acierto de Camille Lopez, revirtieron un score que era favorable para la visita gracias al efectivo pie de Leigh Halfpenny, goleador del juego gracias a sus 6 penales.

Así, Les Blues (que había abierto la cuenta con un try de Remi Lamerat) dejó a Los Pumas sin la posibilidad de meterse en el octavo puesto del ránking IRB. Por lo que de cara al sorteo del próximo 10 de mayo, en Japón, los de Hourcade deberán prender velas para no caer un “grupo de la muerte”.

Por su parte, a primer turno, Escocia cerró de la mejor manera el certamen al doblegar a Italia por 29 a O. El Cardo, que por primera vez hilvanó tres triunfos como local en un Seis Naciones -formado en el año 2000-, sumó punto bonus con los tries de Finn Russell (más 3 conversiones y 1 penal), Matt Scott, Tim Visser y Tommy Seymour.

Asimismo, en el duelo que cerró el certamen, Irlanda le cortó a Inglaterra un invicto de 18 partidos al imponerse por 13-9, en Dublín. El Trébol le provocó la primer derrota para los un Eddie Jones que no tropezaban desde el frustrante Mundial 2015, donde fue local y se marchó en la fase de grupos.

Un try de maul conseguido por el segunda línea Henderson, más el certero pie de Jonathan Sexton, configurar el éxito ante una Rosa que pese a llevarse la corona no logró cerrar con Grand Slam.

Así, el certamen rugbístico más importante del Hemisferio Norte se cerró con emoción pero con malas noticias para Los Pumas, que pagaron caro un flojo 2016 y ahora deberán verse tempranamente las caras con los mejores en la próxima Copa del Mundo.