Todo parece definido en el grupo A de la Champions League, donde españoles y franceses luchan para dirimir quién avanzará como líder. Sin embargo, con una chance remota que tiene Brujas para darle caza a Real Madrid, el equipo merengue busca un triunfo como local ante PSG.

En la previa del partido en el Bernabéu el entrenador local, Zinedine Zidane, no ocultó su admiración por su compatriota Kylian Mbappé, quien es desde hace tiempo una obsesión para Zizou.

“Lo conozco desde hace tiempo. Estoy enamorado de él, primero como persona, porque vino a hacer una prueba hace mucho tiempo y entonces (esta) no es la primera vez. Es el rival y no puedo decir más”, afirmó el galo en rueda de prensa.

Además, Zidane remarcó que su admiración por él lleva a redoblar los esfuerzos a la hora de enfrentarlo: “Mañana viene como rival, entonces lo que me importa es lo que vamos a hacer nosotros. Sabemos el jugador que es, la importancia que tiene en su equipo y hay que estar preparado”, añadió.

De cara al partido, vital para que el Merengue intente recortar la distancia con los parisinos (12 puntos contra 7), Zizou sabe que el mismo será complejo por el nivel y las variantes de la visita. “Creo que van a jugar Neymar y Mbappé. Nosotros estamos preparados en cualquier caso para jugar contra cualquier equipo. Desde el principio de la temporada no han tenido muchos fallos, han perdido poco en Liga. Veo un equipo en progresión magnífico, lo están demostrando desde el principio. Forma parte de los mejores equipos del mundo”, cerró.