Pese a lo negativo del cierre, la Albiceleste logró el doble objetivo de meterse en la Copa del Mundo y los Juegos Panamericanos. Una lástima los últimos 90 minutos del Sudamericano, donde sólo un empate alcanzaba para dar la vuelta olímpica en Chile.

No fue el mejor partido de ambos. El cierre del hexagonal final encontró otra magra versión del Scratch, que pese a encontrarse con el gol nunca hizo grandes merecimientos para justificarlo. Por su parte, Argentina jugó con seguridad el peor partido de esta segunda ronda del hexagonal.

Las situaciones de peligro fueron escasas en un partido que tenía pinta de empate sin emociones. Sin embargo, sobre los 38′ un doble error del improvisado central Santiago Sosa derivó en penal: primero perdió la pelota en salida y después metió la mano ante la presencia de un rival. Lincoln cumplió con la pena con suspenso.

Antes, una salida de Manuel Roffo culminó en un desborde de Pedro De la Vega que ni Adolfo Gaich ni Gonzalo Maroni pudieron resolver ante el arquero Phelipe. Las desatenciones defensivas pudieron costar caro una vez más, cuando ya se jugaba el complemento, con un fallo de Sosa que dejó mano a mano a Lincoln. Sin embargo el 9 pateó débil a las manos del arquero argentino.

El volumen de juego del equipo de Fernando Batista siguió siendo escaso en los 45’ finales. Sobre los diez una salida rápida de Julián Álvarez para Gaich culminó con una bocha larga hacia Maroni. No obstante la definición del hombre de Talleres no fue la mejor y cruzó demasiado un remate que se perdió desviado.

La emoción creció con un resultado que no le servía a ninguno ya que Argentina se quedaba sin el título y Brasil, por diferencia de gol, sin boleto para el Mundial. Por ello ambos fueron por más de cara al arco rival. Primero, Thiago Almada encontró las manos de Phelipe y luego respondió Jonas Toró dilapidando un gol increíble de contra.

Sobre el cierre un cabezazo de Facundo Colidio, ingresado por Gaich, se perdió rozando el poste izquierdo. Fue la última de riesgo y el título quedó en manos de Ecuador. Una verdadera pena para un grupo de chicos que se rehízo y sacó fuerzas para revertir una situación difícil en un torneo favorable, que por poco termina en un título impensado hace meses atrás.

El gol de Brasil: