El Sudamericano de Chile llegó a ser una pesadilla en un momento, porque no se hallaban las formas, los caminos, la dificultad se tornó cuesta arriba cuando el material, a priori, existió desde el comienzo. Holgado en un presente de mayor goce, los pibes están cerca de sacar boleto al Mundial de Polonia tras vencer categóricamente a Venezuela, con un triplete de Adolfo Gaich. Emocionado por el resultado, Fernando Batista destacó la labor: “un equipo con mucha concentración y con actitud ganadora. Estoy muy contento porque encontramos un gran funcionamiento”.

Respecto al goleador de San Lorenzo, que andaba con la pólvora mojada y pudo romper la racha, aclaró su postura de bancarlo. “Yo estaba tranquilo porque Adolfo generaba muchas situaciones, en algún momento se le iba a abrir el arco. El trabajo de los chicos fue muy bueno, estuvieron concentrados durante los noventa minutos”, ratificó.

Con 6 puntos sobre 9 en el hexagonal final, Argentina espera de otra manera el compromiso del jueves contra Uruguay, para seguir dando pasos hacia la Copa del Mundo y consolidar una levantada que llegó en el momento indicado. Repleto de fe y realismo, el Bocha describió el actual torneo. “Es un campeonato muy parejo, donde todas las selecciones compiten en gran nivel. Uno prepara siempre los partidos de la mejor manera, a veces se da y otras no”, cerró.