Luego de tanta incertidumbre de saber quién sería el tenista argentino que definiría el pase a la final de la Copa Davis, Daniel Orsanic se inclinó por Leo Mayer. El correntino hizo que los argentinos extrañen menos a Del Potro y se llevó la victoria del tan temible quinto punto derrotando a su par inglés Daniel Evans por 4-6: 6-3: 6-2 y 6-4 en Glasgow.

El yacaré comenzó perdiendo. Evans pudo quebrar el saque del argentino y se llevó el primer set. Sin embargo Mayer empezó a hacerse fuerte con un saque muy potente que dificultó por demás al británico. De esta manera el correntino se afianzó en el match llevándose el segundo y tercer set.

Ya en el cuarto, Evans se mostraba muy nervioso y más que presionado. Mayer aprovechó la situación y quebrando nuevamente logró sacar distancia del británico en el marcador y así sellar la clasificación de Argentina a la final de la Copa Davis donde enfrentará en noviembre a Croacia, que viene de dejar en el camino a la delegación de Francia.

Será la quinta final que disputara el conjunto nacional de tenis por Copa Davis, torneo que aún no han podido obtener.

En 1981 fue derrota 3-1 frente a Estados Unidos con Vilas y Clerc a la cabeza. En 2006 el equipo ruso se coronó campeón luego de vencer por 3-2 a una delegación que tenia como abanderado a David Nalbandian. En 2008 y 2011 fue España quien festejó frente a la Argentina cuando venció por 3-1 en las dos finales.