“Este reconocimiento es un orgullo muy grande. Me toca representar a mucha gente que trabaja conmigo. Sin la entrega, predisposición y el compromiso de los jugadores, cualquier objetivo pierde fuerza. Si desde el tenis puedo transmitir el compañerismo y respeto con el prójimo, esa es la mayor satisfacción”, expresó el ex tenista de 48 años.

El acto, llevado a cabo en el Salón Eva Perón del Parlamento Legislativo, contó con la presencia del presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Armando Cervone, y los legisladores del PRO Roberto Quattromano, Emilio Raposo Varela, Carolina Estebarena, Fernando Yuan, entre otros. “Orsanic fomenta los valores del esfuerzo, la humildad, el orgullo, el compañerismo y la unión como mensaje que trasciende los resultados deportivos. Ya es parte de la historia, del presente y del futuro del deporte argentino”, sostuvo Raposo Valera.

Luego de perder cuatro finales de Copa Davis de forma consecutiva (1981, 2006, 2008 y 2011) Daniel Orsanic y el equipo compuesto por Juan Martín Del Potro, Federico Delbonis, Leonardo Mayer y Guido Pella consiguieron en Zagreb, Croacia, la hazaña más esperada: poner a la Argentina en lo más alto del tenis.

 

Juan Martín Del Potro también fue homenajeado

En Tandil, su ciudad natal, Delpo se mostró en el balcón del palacio municipal, donde exhibió la réplica de la Copa Davis y recibió una ovación de casi 2000 personas que se acercaron a plaza principal.

“Estas cosas (la Davis y la medalla olímpica de Río 2016) las soñaba para toda mi carrera y me tocó vivirlas todas juntas en 2016”, expresó Del Potro, quien emocionado por la distinción y los elogios agregó: “Me tocó pelear con dos lesiones en la muñeca y estuve por no jugar nunca más. Sin embargo este año vuelvo a casa por segunda vez para celebrar títulos, y hoy con una Copa Davis en las manos. Por eso me puedo ir a dormir tranquilo”.

“Tenía muchas ganas de traer la Copa Davis a mi ciudad y haber sido yo y de la forma en que la ganamos, es un orgullo para mí”, concluyó Delpo.