El serbio Novak Djokovic se quedó con el Masters 1000 de Cincinnati tras vencer en la final a Roger Federer por 6-4 y 6-4

Nole finalmente pudo adjudicarse este torneo, ya que en las seis definiciones anteriores había caído, tres de ellas ante el suizo. En este caso, fue punzante en los momentos claves y prevaleció para quedarse con el trofeo en un match que duró 85 minutos.

El duelo entre ambos ya un clásico en el circuito en los últimos tiempos. Décimo y segundo clasificados en la tabla ATP, ambos se resisten a distanciarse de las rondas finales de las competiciones. Federer dosifica al máximo su temporada y Djokovic pretende regresar a la cima después de su bajón del año pasado.

Este Masters 1000 es la antesala al US Open, último Grand Slam del año.