El capitán del equipo argentino de Copa Davis, Daniel Orsanic, reveló que le exigió a sus jugadores que no miren ni se saquen fotos con el trofeo.

En una entrevista para el diario La Nación afirmó: “Todos esos estímulos para mí distraen. Yo sé cómo es la copa, la he visto en fotos. Está ahí, pero no es nuestra”. Argentina jugará su quinta final y buscará conseguir la tan ansiada Ensaladera que se le privó en 1981, 2006, 2008 y 2011.

“No me interesa ninguna foto al lado de la copa a no ser que sea nuestra. En la semifinal de Glasgow la teníamos ahí y pedí que ninguno se sacara una foto”, continuó.

Orsanic expresó que mientras se realiza el sorteo mira a sus familiares y amigos para no nublarse con el trofeo. La regla puesta por el capitán ya tiene historia y fue aplicada series anteriores. Sin embargo, algunos jugadores rompieron el pacto y debió poner un reto. “A algún integrante del equipo lo hemos levantado en peso un poquito porque se sacó una foto con la copa”, contó.