Una de las semifinales de Wimbledon entre Kevin Anderson y John Isner terminó siendo una batalla a puro palazo que terminó luego de seis horas y 36 minutos, con victoria para el primero 26-24 en el quinto set.

No se dieron tregua en ningún momento del match y el marcador habla a las claras (7-6, 6-7, 6-7, 6-4, 26-24). Fue el segundo encuentro más largo en el All England. Casualmente, el primero lo tiene como protagonista también al norteamericano, que en 2010 venció 70-68 a Nicolás Mahut en el quinto parcial.

Anderson, que en cuartos de final había despachado a Roger Federer, ahora espera por Djokovic o Nadal para el juego decisivo, y también para seguir escribiendo mucha más historia en el court.