“No me duele algo, me duele todo, pero estoy de pie”, había comentado Juan Martín Del Potro luego del partido en dobles, en el que Argentina cayó ante la dupla de los hermanos Mayer, y generó incertidumbre respecto de su participación en el último partido. “Luché mucho para volver al tenis. Quiero jugar muchos partidos más, no uno más”, el argentino dejó en claro que su objetivo es terminar el año sano y cuidar su físico.

Debido a esto y pese a lo que habían programado, el equipo argentino decidió que Leonardo Mayer enfrente a Kyle Evans.

Luego de la derrota de Guido Pella ante el número 2 del mundo, llegó la confirmación. El tandilense peloteó durante 15 minutos esta mañana en la cancha del Emirates junto a Mayer y se dio de baja por cansancio.

El correntino tiene 29 años volvió al equipo en esta serie después de una lesión en el hombro que lo alejó varias semanas del circuito.