El tenista británico, Andy Murray, no jugará el Abierto de Australia porque no se recuperó de la lesión en la pelvis que sufrió durante la Copa Davis. Tampoco jugará con Gran Bretaña en la edición inaugural de la ATP Cup del próximo mes de enero.

Murray no juega desde el primer encuentro de Gran Bretaña en las finales de Copa Davis del mes pasado en Madrid debido a esa lesión pélvica. Además tampoco viajó a Miami para comenzar con el entrenamiento programado para diciembre.

Cabe recordar que el exnúmero uno del mundo fue sometido a una operación de cadera hace once meses y durante la Copa Davis se resintió de dicha lesión y su cuerpo médico decidió que no se exija en el comienzo del 2020.