El número 12 del mundo, Diego Schwartzman, venció en tres sets al noruego Casper Ruud, 141º del ranking ATP, con parciales de 6-4, 2-6 y 6-2, mientras que el correntino Mayer superó contundentemente al español Albert Ramos, 40° en la clasificación mundial, por 6-3 y 6-2 en la primera ronda del ATP 500 de Hamburgo.

Con el duelo igualado y listo para sentencia, el Peque levantó las cuatro oportunidades con posibilidad de quiebre y, mostrando un nivel superior, acarició la victoria haciendo valer la lógica del ranking. En la próxima instancia, medirá su raqueta ante el local Daniel Masur, procedente de ronda clasificatoria.

El vigente campeón, Yacaré Mayer, mejoró su balance histórico en el certamen hasta el 13-2 y volvió a remarcar su candidatura. En segunda ronda enfrentará al vencedor del duelo entre el italiano Marco Cecchinato, reciente campeón del ATP World Tour en Umag, con el francés Gael Monfils.

Si ambos tenistas argentinos ganan los próximos partidos, chocarán entre sí en los cuartos de final del torneo alemán.