San Lorenzo empezó con un andar irregular en este semestre. En la Superliga igualó sus cuatro partidos, mientras que en la Copa Sudamericana tiene una buena ventaja ante Nacional, buscando llegar a cuartos de final. Nicolás Reniero, delantero del Ciclón, habló en GDV sobre la actualidad del equipo.

“No somos ignorantes, sabíamos que no veníamos jugando bien. El partido con Nacional fue un puntapié para arrancar a mejorar el nivel, contra River quedó demostrado. Siempre nos van a criticar porque San Lorenzo es un club grande. Hay que saber llevarlo. Esto se saca adelante con trabajo”, manifestó.

Y agregó. “El objetivo a corto plazo es la Copa Sudamericana. La Superliga sabemos que es un torneo de transición”.

En cuanto a su nivel personal, detalló. “No me siento titular. No hay que relajarse nunca, esto es día a día, partido a partido. Me siento muy bien y el equipo también está muy bien”.

Sin embargo, fue autocrítico por la expulsión ante River el pasado fin de semana. “Estoy enojado conmigo mismo por la forma en la que me hice expulsar, perjudicando al equipo. Son cosas que pasan y hoy me tocó a mi”.