En la previa se sabía que no había equivalencias entre Boca y Alvarado, y las mismas se trasladaron a la cancha de Lanús, donde el Xeneize aplastó 6-0 al conjunto marplatense y se metió en 16vos de final de Copa Argentina.

Esa superioridad se hizo manifiesta desde los cuatro minutos, cuando Magallán aprovechó el rebote de un excelso tiro libre de Zárate al travesaño, y de cabeza puso el 1-0.

Para los 30, la cuanta había aumentado a tres, gracias a la aparición de Abila (gran centro-pase de Pavón) y otra de Pablo Pérez, quien remató desde lejos y se encontró con poca resistencia del uno de Alvarado. Antes del descanso, nuevamente PP8 puso su nombre en el 4-0.

Las cosas no cambiaron en el entretiempo. A media máquina, Boca manejó los tiempos y siempre llevó el rumbo del partido. Goltz anotó el quinto y la fiesta de goles se cerró con un penal de Tevez, ingresado desde el banco.

En la siguiente fase, el conjunto de Guillermo se medirá ante San Martín de Tucumán, pero como primer ensayo, pese a las flaquezas del rival, el Boca del Mellizo promete.