A estadio repleto, y con público de ambas parcialidades, el encuentro fue muy movido en los primeros minutos, de ida y vuelta, pero el Decano era el que más riesgo llevaba. A los 23′ una mala salida de Martín Campaña le permitió a Luis Rodríguez cabecear al gol, pero en la línea Alan Franco salvó la caída del arco de Independiente. Otro mal cálculo de Campaña pudo haber terminado en gol a los 30′, pero Ismael Blanco no llegó a conectar el balón.

A cinco minutos del final de la primera parte, la visita tuvo su chance. Desborde de Nicolás Tagliafico, que con un pase al medio y un desvío, la pelota dio en la cara de Gastón Togni y luego en el travesaño. Tanta fue la mala fortuna del Rojo, que tras esa jugada llegó el gol del dueño de casa, consecuencia de una gran jugada colectiva, para que el Pulga Rodríguez anote el 1-0.

Los de Ariel Holan salieron despiertos al complemento. Primero Ezequiel Barco, desviado, y después Fabricio Bustos, con gran respuesta de Cristian Luchetti, llevaron riesgo al área de los tucumanos en menos de diez minutos. Respondió rápido Atlético con un cabezazo de Yonathan Cabral, que se estrelló en el larguero, después de un tiro libre.

Pese a no ser más que el local, Independiente tuvo varias aproximaciones más que en el primer tiempo. Mientras el equipo de Ricardo Zielinski aguantó y salió de contraataque hasta el final, para así quedarse con una merecida victoria, sobre todo por lo hecho en la primera parte, donde fue más que el Rojo. Por Copa Sudamericana volverán a verse las caras el 12 de septiembre en Avellaneda, y aún resta definirse cuándo se enfrentarán por Copa Argentina, partido que debía jugarse días atrás. Por lo pronto el Decano se quedó con el primer chico.

El Pulga Rodríguez le dio la victoria al Decano: