El conjunto de Núñez no venía pasando por un buen momento futbolístico en el campeonato local,  tras la derrota frente a Defensa y Justicia y el empate ante Aldosivi. Sin embargo en su casa tenía un compromiso clave por el encuentro de ida de los cuartos de la Copa, el que pudo sacar adelante una victoria importante por la diferencia de gol, aunque lo malo fue que recibió un tanto de la visita.

En el primer tiempo el Millonario impuso superioridad en el juego ante su rival de turno y el gol no tardó en llegar. Fue Sánchez quien aprovechó una pelota que quedó suelta fuera del área y definió con calidad a la esquina del palo derecho del arco que defendía el arquero Danilo.

Con la ventaja en el marcador los comandados por Gallardo se afianzaron mejor en cancha y crearon situaciones claras como para estirar la ventaja, pero en la última línea le faltó precisión para convertir. Por su parte Chapecoense aprovechó la única ocasión clara que tuvo y, tras un error de la defensa de River -protagonizado por Maidana y Balanta-, Maranhao anticipó a todos, capturó la pelota y tras la salida tardía de Barovero marcó el empate.

En la segunda parte el local salió decidido a buscar el partido, pero a la hora de atacar no manejó bien la pelota y eso hizo cuesta arriba el trámite, a tal punto que el segundo tanto lo encontró gracias a la excelente pegada de Leonardo Pisculichi, que aprovechó un tiro libre de más de 30 metros y clavó un bombazo en el ángulo, que metió al arquero con pelota y todo.

River no sólo encontró la diferencia en el marcador, sino que mejoró en el juego, se vio un equipo más compacto y que manejaba el partido a su ritmo. Por su parte Chapecoense se decidió a esperar y tratar de sacar alguna que otra contra. Sin dudas que el resultado le era más favorable al conjunto brasilero, por eso el Millo salió en búsqueda de un grito más y lo encontró sobre el final, con una asistencia de Driussi para Sanchez, tras lo que el uruguayo definió sólo en la puerta del arco.

De esta manera los de Núñez lograron una ventaja importantísima para viajar más tranquilos a Brasil, donde se medirán en el encuentro de vuelta ante Chapecoense, con la mira puesta en alcanzar las semifinales de la Copa Sudamericana.