El Timao había complicado a Real Madrid en la fase de grupos, mientras que el Vascao venía de vencer a Manchester United. La final, jugada en el Estadio Maracaná, parecía prometedora pero sin embargo no tuvo goles: fue 0 a 0 y se definió en los penales. En los doce pasos, Corinthians ganó la serie 4 a 3 y se quedó con el título.

En 2012, lo volvería a repetir al vencer a Chelsea en la final, convirtiéndose en el único equipo sudamericano en ganar el certamen dos veces.

Mirá lo mejor de la final:

https://youtu.be/s-9dLcLNi2Q